Las llantas deben rodar en línea recta, apuntar en la misma dirección y estar equilibradas de manera uniforme para que tu automóvil se encuentre en perfectas condiciones. El balanceo corrige el desequilibrio de peso en los conjuntos de los neumáticos, mientras que una alineación corrige los ángulos ...